Wacquant, 4º y 5º pregunta; gestión policial y carcelaria de la miseria. O, hablar de control social a pesar de los mineros.

Breves, Seguridad y Vigilancia — By on octubre 12, 2010 at 11:23

En contextos en que Chile es sólo mineros y “solidaridad” ficcionada, quizás a nadie le importe el advenimiento del Estado Penal. Aún así, y apelando a aquellos corazones que quieren retirar su retina de la “caja idiota” como le llamaba mi padre al televisor, y asumir la pregunta acerca de los modelos de control, dejo la cuarta y la quinta pregunta a Löic Wacquant, acercándonos al final de esta primera entrevista parcelada, cuestión que haré costumbre.

¿Puede explicar por qué el gobierno de Jospin proporciona un “aval de izquierda” a la gestión policial y carcelaria de la miseria?

En la década del ochenta, los gobiernos sucesivos de Mitterrand contribuyeron vigorosamente a legitimar la ideología económica neoliberal con su capitulación frente a la presión de los mercados financieros y la especulación monetaria, y con su adopción de políticas de austeridad presupuestaria y desnacionalización. Jospin está hoy en la misma posición en el frente penal, debido a que se lo percibe —con razón o sin ella— como el último líder verdaderamente de izquierda en Europa e incluso en el mundo. Él podría establecer un dique de resistencia al pensamiento único en materia de justicia. En lugar de ello, se une al “Washington consensus” dictado por los thinks tanks neoconservadores. Cuando denigra las causas sociales de la delincuencia como otras tantas “excusas sociológicas” (en su entrevista en Le Monde de principios de 1999), Jospin reniega del pensamiento sociológico, que sin embargo está orgánicamente ligado al pensamiento socialista, y legitima la visión neolibreral del mundo en lo que tiene de más retrógado y repugnante.

En términos más generales, habría podido esperarse que, de regreso al poder, la izquierda hubiera puesto en marcha una política audaz de descriminalización y desencarcelamiento, que hubiese aumentado el perímetro y las prerrogativas del Estado social y disminuido las del Estado penal. ¡Pero hizo todo lo contrario, o casi!

La misma pedagogía del retroceso y la renuncia que orienta la política económica se aplica a la justicia.

¿Qué opina del surgimiento en Francia de una izquierda calificada de “republicana” que añora el tiempo y la educación severa y disciplinada de los menores?

Es una tendencia inquietante, una forma teratológica del republicanismo que alimenta la nostalgia de una “edad de oro” que jamás existió. Algunos parecen haber olvidado que esta educación a la antigua se apoyaba en las relaciones fundamentalmente desigualitarias y violentas, especialmente en las edades y los sexos. La educación es proporcionada por la sociedad en su conjunto, y no se puede restaurar un sistema de disciplina a la antigua cuando en todos los demás ámbitos esa forma de autoridad rígida se bate en retirada. Cuando el señor Chevènement era ministro de educación, ambicionaba salpicar el hexágono de las universidades. Hoy, cuando es ministro del interior, promete tapizar de comisarías los barrios en barbecho económico a causa de la política económica del gobierno, a la espera, tal vez, de instalar en ellos  establecimientos de detención… En ambos casos, se fortalece sin duda la presencia del Estado, pero con  consecuencias diametralmente opuestas: el primero se traduce en una ampliación de las oportunidades de vida, el segundo en su amputación; uno refuerza la legitimidad de la autoridad pública, el otro la socava. Si caricaturizamos, pero apenas, podríamos resumir esta dualidad en la siguiente fórmula: para los niños de las clases medias, las universidades y los puestos de ejecutivos, para los de las clase obrera castigados en las urbanizaciones en decadencia, los trabajos precarios en los servicios o bien puestos de asistentes de seguridad para vigilar a los excluidos y los desechos del nuevo mercado laboral, so pena de hacerse “meter entre rejas”. No veo qué puede haber de progresista o republicanismo en todo esto.

Tags: , , ,

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment