Testimonial Testigo, poemas póstumos de Pablo De Rokha hijo, en la Feria Internacional del Libro Chile 2011.

Agenda, Utilitarísima — By on octubre 29, 2011 at 08:40

El día Jueves 3 de Noviembre a las 18.00 hrs en la Sala Acario Cotapos de la Estación Mapocho, se realizará el re-lanzamiento del libro Testimonial Testigo, poemas póstumos de Pablo De Rokha hijo (1965), de Ediciones LaPala. Este poemario fue rescatado del olvido por Claudio Benavides sociólogo y editor, y Luisa De Rokha, hija de Pablo Díaz Anabalón, vástago a su vez, de Pablo y Winett De Rokha, poetas ejemplares de la literatura chilena.

El libro es un poemario póstumo en donde Pablo De Rokha hijo, relata sentidamente sus últimos años de vida, reflexionando sobre sí mismo, y dando cuenta de la desición de quitarse la vida meses antes que su padre, el poeta y premio nacional de literatura 1965 Pablo De Rokha.

La valía de este poemario es exótica, mística, y busca la reivindicación y visibilización de un poeta y artista olvidado, perteneciente a uno de los clanes más prolíficos del arte chileno. Cineasta, poeta, militante comunista, secretario de su padre, y progenitor de cuatro hijas a quienes dedica su obra, este libro es un recorrido por la historia íntima de la familia De Rokha, y el destello clarificador de un hombre que enfrentó a la muerte para dar respuesta a su propia vida.

A su vez, el libro consta de 2 poemas publicados en Córdoba por Pablo De Rokha hijo, y una serie fotográfica en donde aparece junto a su padre y familia, formado así este libro, un testimonio vivo y en papel, sobre parte elemental y olvidada de nuestra más recóndita cultura literaria.

 

 

IX.

(Poema a Winett De Rokha)

En los años que van desde tu muerte

me he cargado de pena

y ya no soy el niño que dejaste

desmadejada hiel en un costado.

 

Quisiera volver

retornar más allá del adiós

de esa mañana

en que morías presintiendo los aromos.

 

Hay un latido dentro

que me pone tu pelo ante los ojos

cuando salgo de noche a recordarte

a mirarme en abismos

a cantar

 

Estar solo!

Y qué forma de buscar remedio

allegarme a mi padre

más herido que yo

destrozado en su lapicera de hierro

 

Madre si pudiera

regresar a ser niño

sin memoria

niño

caramba qué poema

si pudiera

yo no querría vivir

porque es horrendo

estar deshabitado y sin tu nombre

Sin tu nombre

cuando sólo se perdona a los que han muerto.

si es posible

me quieren

y asisten a mi entierro

cuidando el ruido de los manantiales

vigilando el termómetro celeste

para ir al altar

donde se quema el horizonte

estas lágrimas secas

y ahondas que tú sabes

se cargaron de aguas tiernas

y nadie lloró nunca

tanto

como este pobre animal

que tú engendraste

como este pobre animal herido

que buscaba campanas

al pie de las murallas

sólo tu voz contuvo mi agonía

en ese canto de la piedra suave

cuando salía encadenado de la suerte

y estuvo tu plato en la ventana

llamando a los ausentes

 

Madre ya voy

espérame en la clave

con que el caracol se duerme en su armonía.

No tardo madre

tú me viste llorar

pero ahora

voy solo

y la muerte

no es salir

es entrar.

Tags: , ,

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment