1 Comment

  1. charol
    17/11/2011 @ 17:15

    Me parece interesante esta nueva visión de una parte en la disciplina sociológica. Y al mismo tiempo tan derrumbante de los metasdiscursos.
    Yo no se si lo íntimo debe permanecer dentro de una disciplina de estudio. Pero sí pienso que la intimología pueda abrir su propia especificidad, su propio objeto de estudio.
    Observar lo cotidiano, obsersar lo no observable a simple vista. Y frente a esto simbolizar, ponerle palabras y extrapolar o no a lo social, pero si generar un logos. Algo de filosofia política tiene este ejercicio, y quizás por qué no algo de la lingüistica también… y posiblemente nos podemos encoontrar con un registro de lo inconsciente.

    No sé si estoy llendo demasiado lejos y muy apresurado. Pero me pregunto sobre ese sujeto observador, ese sujeto que debe comprender los colores que observa. Y claro, algo de lo social está en nosotros, algo de la cultura y del lenguaje nos recorre. Y es en ente sujeto que se aliena a los imaginarios históricos, pero que logra atravesar estos fantamas para atreverse a lanzar preguntas. Es por esto que pienso en el inconsciente.

    Un agrado seguir compartiendo sobre esto.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.