Sobre la revolución, ser revolucionario, y Cuba. Además del documental de Oliver Stone sobre Fidel Castro.

Documentales, Escuetos — By on mayo 13, 2013 at 01:27

Cuba_Havana_Musicians_Hammann

Por Herr Direktor

Hace unos días, con la visita a Chile de Aleida Guevara, la hija del Che, comenzamos el rodaje de un documental que buscaba indagar en las miradas y perspectivas que la gente que asistió a los diferentes eventos, tenía sobre la figura de Ernesto Guevara de la Serna. Las preguntas fueron construyéndose al paso de los días, pero hubo muchas que se adscribieron espontáneamente como parte de una pauta. Qué es la revolución?, quién es un revolucionario?, cómo un sujeto se constituye en revolucionario? Qué tipo de sociedad es Cuba?, sería usted un revolucionario?

A los pocos días, las respuestas resonaban fuertes en nuestras cabezas, porque para todo el equipo de grabación, las preguntas interpelaban. Y uno mismo comenzaba a construir, a partir de las respuestas, una ética particular acerca de cómo y qué sería hacer la revolución.

En este periplo, las preguntas continuas de la prensa a Aleida,eran sobre la vulneración a ciertos derechos básicos que sucedían en Cuba. La revolución, lejos de estar impoluta como la figura del Che, siempre se ponía bajo cuestionamiento. Aleida respondía enojada. Argumentaba las diferencias entre una sociedad capitalista y una socialista, y confrontaba nuestro paradigma sobre la libertad, arguyendo que una sociedad libre es una sociedad culta, que no se deja manipular, que no cree todo lo que le dicen.

En este proceso comencé una búsqueda, y en esa búsqueda me encontré con el documental Comandante de Oliver Stone, en donde visita a Fidel Castro en la Habana, y conversa sobre las diversas peripecias del revolucionario cubano; las dudas sobre el proceso, los prejuicios. El Che. Cuba y sus restricciones. La vergüenza  El amor.

Sierra Maestra

Luego de verlo quedé con sensaciones extrañas. Un viejo sabio este Fidel, o un mentiroso. O un comandante en retirada que tuvo buena vida, de tanta convicción. Si la historia absolverá a Cuba, y si ésta es o no una de “las mejores democracias del mundo”, como el propio Fidel y Aleida plantearon, da para discusión. Pero la pregunta esencial creo yo, es por el tipo de sociedad que se construye, y por las condiciones de autonomía bajo las cuales esa sociedad se define a sí misma. En  el Chile neoliberal, convulsionado, en movimiento, la pregunta se hace pertinente, porque nuestro recorrido hacia la transformación no se juega en la Sierra Maestra, ni menos, en la lucha armada, sino, bajo condiciones cívicas de cambio, las que al decir del propio Che Guevara, en un gobierno “democráticamente” elegido, aún no han sido agotadas.

La pregunta, en virtud de los abusos, el lucro, las violaciones a los derechos humanos, la explotación, y la represión policial, es precisamente ¿cuándo las condiciones cívicas se han agotado? ¿Cuándo las armas, o la revolución más sistemáticamente comprendida, debiese tener lugar en un país saqueado por capitales transnacionales?

Dejo con ustedes el documental. Dejo con ustedes una pregunta.

Tags: , , , ,

1 comentario

  1. Comentario puesto en el facebook de lapala, por Felipe Silva: Buen artículo!. En mi opinión, la cual baso no en estadística sino en mi visita a la isla hace 6 meses. Me doy cuenta que el proceso cubano sufrió características similares a las de las revoluciones rusas, francesas, chinas, vietnamitas y otras similares, esto es; se pasaron de ser una revolución a un conservadurismo autoritario. Pasaron de ser el liberador a ser el represor.

    La gente camina por la isla con resignación y rabia. Ven como los turistas son muy diferentes y saben que no es normal el nivel de sus carencias en relación a la de países vecinos. También saben que tienen ventajas, pero por lo oído, no les gusta que su estilo de vida sea forzado desde alguna sala de reuniones que jamás en sus vidas podrán ver.

    La revolución es parte de la historia, ya no existe en Cuba. Lamentablemente Cuba nunca pudo evolucionar a un sistema civil y se quedaron con la represión militar constantes.

Leave a Comment