2° pregunta a Löic Wacquant y esbozo para entender la herencia de la seguridad pública chilena.

Breves, Entrevistas, Seguridad y Vigilancia — By on septiembre 24, 2010 at 12:05

Segunda pregunta a Wacquant. Lo interesante sería que pudiéramos desprender de esta respuesta, la observación a los aparatos de seguridad neoliberales heredados por Chile. El modelo Francés con Bachelet, y el modelo norteamericano de tolerancia cero, con Piñera. Chile copia malos programas de televisión y métodos perversos de seguridad. ¿Un mal plagio de país?

¿Cómo importan los países europeos, y en particular Francia, el Estado penal y la política de la tolerancia cero?

Pueden distinguirse tres etapas en la difusión planetaria de la nuevas ideologías y políticas de la seguridad made in USA, y en especial del dispositivo designado como tolerancia cero. La primera es la fase de gestación y puesta en acción (exhibición) en las ciudades norteamericanas y particularmente en Nueva York, erigida en Meca de la seguridad. En esta fase, los think tanks neoconservadores, el Manhattan Institute, la Heritage Foundation, el American Enterprise Institute y algunos otros, cumplen un papel decisivo, porque son ellos los que fabrican esas nociones, antes de difundirlas entre las clases dirigentes estadounidenses en el marco de la guerra al Estado providencia que está en su apogeo luego del viraje social y racial que experimentan Estado Unidos a partir de la década de los setenta.

La segunda es la del import-export, facilitado por los lazos tejidos con las usinas de ideas parientes que se diseminaron por Europa y sobre todo en Inglaterra. Lo mismo que en materia de empleo y política social, Inglaterra va a servir de caballo de Troya y cámara de aclimatación de la nueva penalidad neoliberal con vistas a su difusión por todo el continente europeo. Pero si la exportación de los nuevos productos securitarios nortemericanos conoce un éxito fulminante, es porque responde a la demanda de los gobernantes de los países importadores: entre tanto, éstos se convirtieron a los dogmas del mercado llamado libre y al imperativo del menos Estado (social económico).

Una tercera y última etapa consiste en dar un fino barniz científico a esos dispositivos, y la jugada está hecha: se nos venden gatos conservadores por liebres criminológicas. En cada país actúa cierta cantidad de intelectuales nativos que desempeñan el papel de pasadores y avalan con su autoridad universitaria la adaptación de políticas y método estadounidenses del mantenimiento del orden a su sociedad. En Francia tenemos universitarios que sólo viven de la venta de versiones lavadas de las ideologías norteamericanas en materia de seguridad. Ideologías que volvemos a encontrar a continuación en la forma de conceptos a medias verdaderos y a medias falsos en los seminarios del Instituto de Altos Estudios en Seguridad Interior, en tal o cual “Que-Sais-Je” sobre Violencias e inseguridades urbanas, en los documentos entregados a los alcaldes para preparar sus contratos locales de seguridad, y luego en los diarios y las conversaciones cotidianas.

Tags: , , ,

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment