Ruinas Circulares.

Breves — By on septiembre 9, 2009 at 14:24

Por Oxímoron

Léete un libro.

¿Qué es la sociología? Con esa pregunta deberían partir siempre los sociólogos que escribamos en este espacio. Básicamente porque, desde el siglo XIX, no existe UNA sola respuesta. Nuestro deber como individuos sociales que adoptamos un rol (el del sociólogo) en esta sociedad, es buscar respuestas a este tipo de interrogantes. En primer lugar, porque aquellos individuos que vivimos en Santiago de Chile, lo hacemos respirando un modelo de mercado neoliberal. En otras palabras, el que no se vende, no come.

En segundo lugar, nos debemos en alguna medida a ese cartón que la universidad entregó. Con mucho esfuerzo conseguimos financiar el arancel que exigía la consecusión del título, con mucho esfuerzo no nos deprimimos cuando nos tocó congelar algo más que la carrera universitaria y con más esfuerzo aún, buscamos respuestas al sinsentido de la megalópolis moderna.

En tercer lugar, me gustaría aclarar el sentido de este post, también de lo último en el párrafo anterior. Cuando escribo y en el mismo instante ud. lee en este espacio web, pongo en discusión esta fantasía que los humanos acostumbramos a manosear, el tiempo.

En verdad, éste sólo existe en los relojes y en las redes neuronales de nuestros cerebros. Sin embargo, todos le rendimos tributo y somos víctimas insignificantes de sus exigencias. El tiempo, entonces, nos dirige y ordena. Dentro de las exigencias que éste nos plantea, está la sagrada veneración a la rutina, aquel que no la posea, es marginado y excluido del orden común. Y aunque a la mayoría esto le parezca un absurdo o un sinsentido, es necesario ponerlo en una frase para que se entienda mejor… de nuevo… ”el sinsentido de la megalópolis moderna”.

Vivir en Santiago de Chile implica tener una rutina acorde con los tiempos. Trabajar esta rutina, implica hacerlo desde la perspectiva de la profesión liberal ad hoc… como cuando la suegra le preguntó al futuro esposo de su hija, -”Manuel, ¿has pensado en estudiar algo?” -Manuel le responde, sorprendido- “¡Pero claro!, si estoy estudiando sociología y después quizás, si los tiempos y la economía lo permiten, haré algun estudio de postgrado”- A esto la suegra replica- “Sí, está bien. Pero eso es más como un hobbie, yo te preguntaba si estudiarías algo como para trabajar después,  Leyes, Ingeniería, Medicina, esas cosas….tú sabes”.

Con La Pala, escarbaremos tachos de basura, sábanas, hogares, empresas, organizaciones, estatutos, costumbres y todo lo que incluya la palabra sociedadsocial, ya que estamos aburridos, queremos encontrar algo para hacer, nos cuesta encontrar trabajo sin que nos pregunten antes para qué podríamos ser útiles y, peor aún, qué es la sociología. De seguro nos debemos a esa pregunta, pero las veces que hemos conversado al respecto entre amigos y colegas, ésta anda dando vueltas por ahí cerca. La complicación de todo esto, es que vivimos en la megalópolis moderna y para acceder a ella hay que descifrar su sinsentido, el que lamentablemente se ha impuesto como estilo de vida.

Ruinas circulares es un cuento de J.L. Borges, trata sobre un chamán que vivía en Los Andes, antes que el griego o el latín contaminaran la zona. Este sujeto, a diferencia nuestra, no estaba sujeto a nada más que sus anhelos por encontrar algo mejor, por lo que decidió pensar en un ser perfecto mientras dormía escondido en estas ruinas circulares.  Se lo recomiendo.

Piense en estos temas al azar: ¿quién maneja los hilos? ¿Cómo crían padres que ahora tienen 30 a 40 años? ¿Por qué en Chile la política no tiene valor? ¿Cuál es su música favorita? ¿Hace cuánto que no sale a un parque? ¿Por qué? ¿Cuánto gana? ¿Eres feliz? ¿Cómo te llevas con tus vecinos? ¿Haces deporte? ¿Tienes opinión sobre la salud mental en Chile? ¿Qué es la sociología para ti?.

Tags: ,

1 comentario

Leave a Comment