Revolución, asombro y reflexión. La Pala en ALAS.

Breves — By on septiembre 3, 2009 at 08:22

Por Herr Direktor

Es compresible observar una variedad de universos en un mismo lugar. Eso es lógico, pues nos encontramos inmersos en el XXVII Congreso Latinoamericano de SociologíaALAS. Todo comienza con una increíble tormenta –propia de un acontecimiento único-, en donde desde el cielo caen rayos, litros de agua, y sobre todo una variedad asombrosa de nuevos sentires. El mundo sociológico se encuentra empapado. Sí, empapado por el agua caída, pero también empapado con la interacción entre individuos de diversas naciones: argentinos, peruanos, mexicanos, uruguayos, y demasiados chilenos.

A mi parecer, el estudiante de sociología en nuestro país disfruta de este acontecimiento como una verdadera fiesta Dionisíaca, ya que es muy fácil de ver a aquel joven intelectual en potencia gritando eufóricamente a los cuatro vientos celebrando con una cerveza Quilmes o una Palermo, haciendo un salud por la instancia que se le ha presentado a descubrir y observar.

Luk en ALAS

Dejamos a los estudiantes transandinos perplejos y asombrados, antes la pianteria que nos caracteriza.

Por otra parte, los estudiantes chilenos –viceversa- quedan también perplejos y asombrados, ante la voracidad, la vida y el espíritu que se respira en las aulas de la Universidad de Buenos Aires. Tal vez, estos últimos no tendrán una facultad “materialmente” digna para ellos y para sus estudios, pero sí se siente un absoluto reinado y sentimiento de que ese lugar donde estudian, es su hábitat, es el lugar que los llena y los hacer ser mejores personas, mejores sujetos: formando y configurando parte de su identidad, parte íntima de su existencia –una relación mágica, única-.

Lo mencionado, lo podemos visualizar en la celebración inaugural del día Lunes 31 de Agosto, donde a la hora de hablar el director de la UBA y el ministro de trabajo de Argentina, fueron claramente callados, criticados, y encarados por toda la masa juvenil reinante de la universidad, pues la UBA aceptó dinero de una determinada empresa privada encargada de extraer de una minera oro, donde ese oro que va en dirección a Canadá, sin embargo el meollo del asunto descansa en que los mecanismos de extracción del minera dañan la salud de sus trabajadores, provocándoles la muerte y diversas enfermedades. En pocas palabras, los directores de la UBA al aceptar dinero de esa empresa dan legitimidad a esta institución manchada en sangre y cruda dominación mercantil. No obstante, a mi juicio, lo más representativo de todo esto no yace en la disputa y el encaramiento, sino en la fuerza que irradia el estudiante argentino. Y es en este mismo sentido, que no es coincidencia que el Che haya sido argentino y no de otra nación.

La Pala en ALAS

En manera de síntesis, podemos interrogarnos: ¿qué se busca? ¿Qué se plantea en este único lugar? ¿Qué nos mueve a la hora de estar aquí y no en otro lugar hermoso de Buenos Aires? Tal vez, la respuesta esté permeada con la necesidad de reflexionar en torno a nuestra querida región, pues al parecer América Latina en su contingencia se viste de luto en el declive de las utopías propias de los años sesenta y setenta, en el resurgir de la política de derecha, donde el progreso externo a nuestra identidad se viste de realeza matando y marchitando nuestra mezcolanza identitaria, propia y hermosa de nuestro continente y naturaleza.

(Re-posteado. El original fue publicado el 3 de Septiembre de 2009)

Tags: , ,

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment