5 Comments

  1. charol
    19/06/2011 @ 02:37

    Me parece increible, exelente, fantástico… ojalá haya un buen cotelé…

  2. Luisa de Rokha
    23/06/2011 @ 22:11

    Leer este texto, arranca el alma hasta un punto inasiblede emoción, pasión vulnerada por el descubrimiento de un poeta de gran valor. Hablo de mi padre. A Editorial LA PALA, y a tí, agradezco esta increíble síntesis, hermosa ycompleta, de este proyecto, que lo iniciamos hace tiempo, estando ahoraa una semana, de ver realizado nuestro sueño y desafío. Encantada, como niña feliz, estoy. Y agotada.

    • Herr Direktor
      24/06/2011 @ 12:11

      Sí, realmente es un orgullo. La energía vital de este proyecto emana, lo que se necesita para revitalizar las almas, y precisamente eso está sucediendo con tu padre Luisa. Retornando en letra, a ocupar un lugar en la historia contada.
      Además el libro ayuda para recordar los dolor propios de la condición humana. Navegar por la soledad, y el desgarro.
      Un placer, y un orgullo haber sido parte de esto.

  3. charol
    24/06/2011 @ 13:44

    Esto hace recordar que los recuerdos e imágenes de infancia y juventud se transforman en deseos materializables. Y concluirlo es hacerse responsable de aquel deseo, es decir ser ético con uno mismo..
    Nuevamente mil felicitaciones…

    • Herr Direktor
      25/06/2011 @ 20:17

      Gracias compadre. Esas imágenes siempre están al acecho. La dificultad mayor estriba en reconocerlas, y aceptarlas. Y abrirse a la posibilidad del fracaso. Este libro es carne de la letra.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.