2 Comments

  1. Vonda Z. Buckner
    30/01/2013 @ 00:30

    Que, en el imaginario colectivo, las niñas y los niños sean considerados ciudadanos y ciudadanas del presente. a veces hay cierta resistencia adulta a aceptar a los niños y a las niñas como sujetos sociales activos de pleno derecho. Se es más consciente de la necesidad de atender sus derechos básicos pero cuesta reconocer sus derechos de expresión, políticos o de participación.

    Reply

    • Herr Direktor
      31/01/2013 @ 11:16

      Lo complicado surge Vonda, cuando hay q definir la forma de participación política de los niños. Porque es ahí donde se juega la representación de lo que se supone los niños y niñas de este país, o cualquiera, necesitan, desean y quieren. Siempre he imaginado una conversación política sobre la guerra entre un niño y un político adulto. Probablemente el niño le diría: – es tonto que se peleen, porque no repartimos los territorios en partes iguales y dejamos de matarno?. El adulto contestaría, con cierta razón: – es un poco más complicado que eso hijo. La razón por la cual no se permite a los niños, es porque estos traen una perspectiva limpia de los avatares de la política tradicional, que por definición está corroída. Entonces se les pide a los niños que cualquier participación sea mediada por el código adulto; Solo en la medida que los niños se comporten como adultos, y sea ordenados, disciplinados, y por supuesto, obedientes, todo estará en orden. QUE OCUPEN SU LUGAR!!! parece ser la consigna. Ahora, la pregunta es quién define cuál es el lugar de los niños en la sociedad?

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.