1 Comment

  1. Marisol
    02/08/2014 @ 14:44

    Muy interesante cómo se producen en algunos contextos esta canonización popular, en búsqueda del “milagro”.¿ Sabes que trato de recordar algún fenómeno similar en mi país y no lo encuentro? Son fenómenos extraños para mi cabeza oriental, no porque no se produzcan feminicidios, desapariciones y toda esta caterva de sucesos. El uso de los símbolos de los que se apropia la iglesia allá, (en nuestro país nos cagamos en la iglesia, en los curas y demás)
    es manifiesto desprecio del pobre, se usa, se abusa pero no se le reconoce ni siquiera la posibilidad de ser “beata”. Los sectores de los desposeídos construyen su propio panteón para adorar y depositar temores, esperanzas y deseos. Las clases dominantes dejan ser y hacer, total, no significa ningún peligro, mientras estén ocupadas en eso…agradecidas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.