La Sociedad del Espectáculo de Guy Debord; en el mundo realmente invertido, lo verdadero es un instante de lo falso