La sociología como pregunta.

Breves — By on agosto 19, 2009 at 14:10

Por Herr Direktor

Los espacios de debate, discusión y reflexión que “existen” hoy en el país, resultan escasos. La calidad educacional está bajo cuestionamientos severos y la sociología descubrió que sirve para todo. Lo que define a un sociólogo ya no está dado por el objeto de estudio que (des) orienta sus acciones, como tampoco por el oficio específico del cual se encarga, sino mas bien por la multiplicidad de funciones que cumple dentro del sistema social. Multiplicidad de funciones que opera indistintamente de las facultades para las cuales se le socializó (entiéndase educación universitaria), cosa que dificulta aún más la posibilidad de acercarse a un proceso de autorreflexión que dé cuenta de lo que transversalmente define a la disciplina.

Las universidades están en un proceso de posicionamiento institucional (competencia), regido por leyes de optimización mercantil, que muchas veces impiden el desarrollo adecuado de la academia. Al parecer el conocimiento perdió el norte “iluminista”, y se encaminó a la mera satisfacción de requerimientos. La despersonalización del saber (que tanto anunció Lyotard), redunda en que éste se oriente casi con devoción absoluta al procesamiento de información como insumo productivo, donde su estandarización no es sino la victoria de lo que Habermas llamó la “Racionalidad instrumental”. Fuimos advertidos. “El conocimiento y la información se han convertido progresivamente en el principal insumo de producción” de la sociedad moderna. Insumos que se categorizan y reúnen fundamentalmente bajo dictámenes performativos (si se quiere productivos) donde su utilidad rompe con la dualidad saber / ignorancia, para establecer el dúo conocimiento de pago / conocimiento de inversión (Hopenhayn, 1994).

Al parecer, la sociología cambió con la sociedad sin dar cuenta de su propio proceso. Somos testigos de una nueva era disciplinaria (ironía), que contribuye aún más al desarrollo prolífico de formas y fondos que no alcanzan a dar cuenta de sí. Parecemos hacerlo todo, y nadie sospecha nada.

Somos estudiantes, lo sabemos. Pero nuestras dudas no las resolveremos con subordinación. Consideramos que la sociología debe por responsabilidad consigo misma, generar instancias que hablen de ella, desde ella, y contra ella. Des-solemnizar el discurso y otorgar los espacios suficientes para el diálogo, contribuyendo así, a su pleno desarrollo.

Queremos ser parte de esa discusión. Permitirla y transformarla. La Pala no es sino una invitación. Una pregunta. Una duda. Resolver el dilema no es nuestra búsqueda. Ya vendrán aquellos que nos alertarán de lo errado de nuestros pasos, más sí queremos aportar a la limpieza de nuestra disciplina. Sacudir el polvo de los años de reposo, e interpelar directamente a aquellos que se durmieron al alero de Ph.D, Masters of arts, y cuanto letrero anglicista cargan sobre sus hombros. Nuestra labor es darle frescura, espacio y ejercicio a aquello que confusamente llamamos enfoque sociológico.

Somos estudiantes, lo sabemos. Pero nuestra ignorancia es la mejor herramienta con la que contamos. Pretendemos aprovecharla.

(Re-posteado. El original fue publicado el 19 de Agosto de 2009)

Tags: ,

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment