La discapacidad no existe mi amor…

5 thoughts on “La discapacidad no existe mi amor…”

  1. Juan Carlos Aedo creo que no sacaste lo mejor de tí. Creo que esta columna solo pertenece a al actual escuela sociologista que tiende a interpretar todo como una contrucción social, como un discurso, y que no considera la realidad material. Y eso en si es un error. Estoy deacuerdo en muchas de las ideas, pero los liciados (creo que es la forma mas correcta de llamarlos, perdon si me equivoqué), en si tienen una condición, QUE NO ES DISCURSIVA, si no material o fisiologica al tener miembros menos o disfuncionales. Y eso es un hecho. Ahora el tema es que la sociedad moderna toma esto como una discapacidad, y de en vés de integrar a un liciado, se ahorra los costos y lo excluye.

    Tampoco nos podemos hacer los tontos, los liciados necesitan tratos especiales, pero no caridad. Necesitan rampas, necesitan ascensores, algunos necesitan teclados especiales, necesitan programas de computador especial. Eso no lo tocas en el texto, y es importante, por que la sociedad tiene que solucionar como integrar a estas personas. La idea es que no sean discapacitados, ni sujetos de caridad, si no que sean integrables facilmente a todo. El problema está es que esa infractuctura es costosa, especialmente para las organizaciones pequeñas, como las familias, empresas pequeñas. Aqui tambien hay un tema economico.

    El humano de forma innata diferencia que existen personas con condiciones fisiologicas diferentes, por que el reconocimiento del cuerpo es innato en el humano. Un humano al ver otro humano sin una mano, o un pie, de forma innata va va saber de que el cuerpo de esa persona no esta en condiciones normales (en este caso me atrevo a usar la palabra normalidad). El tema es como lo valora el sujeto. En algunas culturas puede ser hasta un dios (suele pasar en india), o ser un divino castigo, o simplmente una discapacidad. Lo que debemos hacer el cambio cultural es en como vamos a interpretar y valorar a ese humano con un cuerpo diferente. Debemos peliar para que sea considerado un igual, y que se haga la infraestructura necesaria para que se desenvuelva como otra persona, por que vale como otra persona, y es necesario invertir para integrarlo.

    Comportato totalmente tu posición etico-moral, pero no la epistemologica ni teorica. En Chile la teleton y la caridad es una verguenza, pero por eso no vamos a negar que un liciado es una persona con un problema (que no es solo discursivo), que se debe de solucionar.

    1. Yo lo veo de un punto de vista muy distinto, si bien mi diversofuncionalidad es mental psicosocial, no lo veo como un problema, de hecho hay un proverbio que aplicó mi madre cuando tuvo en sus manos el diagnostico de Bipolaridad 2 y Asperger atenuado con respecto a mi, me lo dijo: “Cuando el problema ya no tiene solución…Ya no es problema”, lo que hacemos en cuanto a esta tesis es que ambos cedemos posición para adaptarnos lo mejor posible e integrarnos a una sociedad como la que vivimos con plenos derechos y deberes haciendo el llamado “Contrato Social” y con ello acatamos las leyes (Que algunas son un bodrio, basta ver ley 18.600) y ellos nos dan las herramientas, por eso es que no veo la discapacidad como un “Problema” si no que más bien como una oportunidad diversa en donde todos tenemos cabida.

    2. Estimado Federico, me parece que no estoy tan de acuerdo contigo. Aunque sea ocupando la escuela socioligista como herramienta así como podría ocupar el psicoanálisis o el mismo arte, pienso que Juan Carlos da en el clavo al preguntarse si la “discapacidad existe o no”, incluso como hecho real. Llevemos las cosas a la materialidad misma, digamos que lo que existe es la palabra “discapacidad” o como dices tu “lisiados”, sin hincar mucho el diente sobre su significado, la producción es discursiva, es una palabra que podemos escribir y nombrar a alguien. Por lo tanto, esta palabra se debe dar bajo ciertas condiciones de producción, por decirlo alguna forma, la materialidad más materialidad, se debe dar bajo un contexto de producción. Por ejemplo, las personas con movilidad reducida debiesen tener rampas para ir a una empresa a trabajar de forma “capitalista”, pues bien, entonces si se ponen rampa se cumple con el mínimo derecho del acceso y la movilidad ciudadana, pero al mismo tiempo lo que se valora por sobre todo es el “trabajo capitalista”,mi pregunta sería ahí. ¿Es posible otro trabajo?. Juan Carlos ha dicho que el 90% de las personas con algún tipo de discapacidad no pueden acceder al trabajo.
      Me parece que lo que intentan exponer Juan Carlos en su texto radicaliza la discusión, por ejemplo preguntándonos ¿Qué es la discapacidad? ¿Cuándo comienza y cuando termina?,¿Cómo se que yo soy o no una persona con discapacidad?. Yo uso lentes ¿soy una persona con discapacidad?, ¿una persona con bastón?, ¿un pobre?…
      ¡Pero claro que la discapacidad es social!, porque es el discurso social, sus instituciones, y valores los que discapacitan, y clasifican en unos y otros. La medicina, la producción capitalista, el sistema social organiza a sus cuerpos y los produce, y al mismo tiempo los “rehabilita” o “integra”. ¿Una persona con discapacidad debe ser “integrado” a lo social, que pase lo más piola posible dentro de la homogenización o debe ser respetado por su diferencia?
      Por lo menos yo, voy por valorar la diferencia….
      Abrazos

  2. Claro, y en ese sentido, quizas lo que se “necesita” no es integrar discapacitados con computadores, rampas, y micros especialmente equipadas, o todo un aparataje prostetico- la típica solución del tecnocrata civilizado. Si no todo lo contrario, reducir complejidad, como dirian los neo darwinistas ciberneticos, y desmantelar y abandonar la estúpida idea de las metrópolis, sus edificios, sus sistema de transportes, sus oficinas, sus casitas y comidita de mierda, y todos esos trabajitos mas o menos dignos con los cuales la gente gusta de sentise útil o importantes, abandonar toda esa supesta sofistificación y refinamiento con la cual se esconde la movilización total de la servidumbre voluntaria, y el hecho bien evidente de que todo esto no hace mas que perdurar en una agonia retardada.
    Bueno quizas no nos sea “necesario” ser tan drasticos, quizas simplemente sirva con un buen paquete de políticas públicas, con un buen concenso de políticos buena onda, unas buenas piscolas y su parrillada.

    1. holaa

      ESTO NO RE TRATA DE NECESIDAD, las personas en situacion de “discapacidad tenemos y denandamos DD.HH, Y NO demandamos caridad, esto no setrata de integrar se trata de univerdaliidad,
      esto no se trata de “dramayismo”, ni de buena ni de voluntad, ese es una vision liberal, que dela a las libertades individuales lo que es un DEBER DEL ESTADO y no de la inductria benefactora que l ounico que hace es hacer una subasta un mercado con la discapacidad y el estado y la polica en general abalan estas practicas de indignigad e injusticia socja social porq es mas fácil abalar el modelo economico qe es la base de la segregación porq este es el verdadero gobermo q nos time en este fenómeno político segregador porq las politicas y los politicos son creadas para el modelo y no para sus ciudadanos desde esa perspectiva
      la palabra discapacidad es un sometimiento una segmentacion que genera la politica el modelo imperante la sociedad fascista eso es discapacidad y no la diversidad de los seres humamos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.