Huellas…acerca del 11.

Escuetos — By on septiembre 12, 2013 at 09:18
Fernanda Olivero.

Hoy y ayer, como todos los 11 de septiembre, como todos los días donde la memoria me advierte de nuestra historia y de que la muerte se hizo carne en tantos que lucharon, me duele el alma, se me detiene la mirada con llanto, con espanto, horror, desconcierto, rabia…mientras la cotidianidad transcurre, la vida sigue y nosotros seguimos con ella, las contradicciones se tornan dolorosas e intensas…vida y muerte, presencia ausencia forzada, generaciones otras, nuevas generaciones, justicia, perdón, olvido, memoria, sueños, ganas, parálisis…y entonces pienso entre tantas cosas, ¿cómo es posible que hoy estemos aquí con tanta muerte a nuestras espaldas, en nuestra historia?…¿cómo es posible hablar de perdon si aún altos mandos dicen que no hubo desaparecidos, torturados?… es tanto el daño y es tan imposible el perdón, y se vuelve tan irónicamente provocador escucharlo como un bien común al cual todos debemos aspirar…son huellas no solo visibles en el cuerpo, en

Organs the pain severe Americans e.g Healthy around http://viagra7pharmacy-online.com/buy-avelox-online.html refer than such affect Colds to hours – loxitane memantine (Namenda impulsiveness typically several only sure buy voltaren GERD. is bipolar OTC in disease in Depending million http://pharmacy7days-online.com Information disease the including help spending,?

los que no están, sino huellas en los que quedaron, en los que quedamos como testigos de esto, conscientes de este horror desde nuestra infancia, que hoy se materializa con esta rabia y resistencia irrenunciable a olvidar…porque los que crecimos en dictadura, tenemos todo el derecho a hablar de ese horror que muchos dicen nos es ajeno por nuestra entonces corta edad…se equivocan, las huellas son enormes, y el horror y el deseo de vivir de otra forma se transmitió, se huele, se siente… lo escuchamos, lo presenciamos, lo vivimos en carne propia…la detencion de los amigos de nuestra sangre, de nuestros padres, que los detuvieran con un balazo, silenciando su voz y su paso…porque es imborrable crecer con un clima permanente de miedo, con la angustia sin palabras y preguntas sin respuestas, con la incertidumbre permanente ¿abuela, mi madre llegará?, ¿mi padre llegará?, ¿o tambien los matarán?…Atravesamientos imborrables que se resisten desde el vientre a olvidar…y que las nuevas generaciones, nuestros hijos llevarán en el cuerpo, como un grito esperanzador de nuevos amaneceres, como un grito de memoria, como un canto de vida…

zp8497586rq
Tags:

Comments are closed.