Hermanos abra tu entendimiento

Por Nicolás Bonnefoy Valdés

«Los japoneses descubrieron, hermanos, que jugar en la maquina del Nintendo, presta atención, por la sensibilidad de la LUZ, y por fijar la vista en la línea magnética y electrónica del Nintendo por la velocidad de ella….producirá epilepsia incurable en la vida de tu hijo…» - Josué Yrion sobre “Los nintendos

Nadie podría decir que el Anarquismo, ni siquiera el Partido Comunista atraen una gran cantidad de adeptos. Un chequeo a los datos electorales muestran el poco apoyo reciente que recibe este segundo movimiento, incomparable con las movilizaciones generadas hace 30 años. Podría decirse que el axioma que rige es que la gente está harta de los radicalismos. Pero al informarse sobre los movimientos religiosos actuales, el axioma resulta lo opuesto: gente en extremo radical atrae una gran cantidad de individuos.

Por dar un caso: los cristianos, más especificamente los evangélicos, tienen a Josué Yrion. Este personaje se ha hecho conocido a lo largo y lo ancho de la red por sus videos, donde nos revela que el mensaje de Satanás se encuentra impregnado en nuestra vida diaria, por medio de la cultura pop frente a la que estamos indefensos: Los videojuegos (“los Nintendos”, como les dice), Disney, Xuxa, Homero Simpson, Barney el dinosaurio… la lista sigue y sigue. Una búsqueda rápida en Youtube da acceso libre a grabaciones de sus “originales” peroratas.Una búsqueda en Internet bajo las palabras “Josué Yrión” dará numerosos comentarios del personaje que lo ensalzan como figura freak del momento. Y sin embargo, el hombre también es escuchado con seriedad. Después de todo, los aplausos que se oyen de fondo tienen que provenir de alguna mano afirmativa. Y es que Josué no es moco de pavo. En su página oficial encontramos varios de sus logros:

Josué Yrion es un evangelista internacional que ha logrado un reconocimiento destacado. Ha predicado a millones de personas en 70 países, en todos los continentes del mundo, bajo la unción del Espíritu Santo. Esto ha resultado en la salvación de multitudes para Cristo. Ha recibido muchos honores incluyendo la medalla del Congreso chileno y una placa del gobierno de Chile como “Hijo y Visita Ilustre a Viña del Mar”. Fue el primer ministro latinoamericano en predicar en una cruzada en Madras (Chennai), India, donde 70 mil personas asistieron.

La pregunta que queda en el aire es cómo este tipo de declaraciones son escuchadas y respetadas por millones en el mundo, mientras que las ideas de extinción de la propiedad privada de los medios de producción o de la libertad individual por sobre las ataduras del control del Estado parecieran desvanecerse en la inopia de los tiempos (¿post?)modernos. Muchos sueltan la pregunta con la risa desperdigada en el rostro. Quizás sería la hora de preguntárselo en serio.

Primero que nada, es importante comprender lo importante que es la religiosidad en esta era. Una figura a la que debemos poner atención es a Benedict Anderson, quien en El Choque de las Civilizaciones intenta explicar que los cambios globales post-Muro de Berlín crean la necesidad de desechar el viejo paradigma de un mundo dividido en dos (Capitalismo vs. Comunismo), y para ello propone un nuevo paradigma, de un mundo dividido en civilizaciones. Entendiendo al concepto de civilización como una entidad cultural y religiosa, este nuevo paradigma daría a entender que los conflictos entre entidades humanas, presentes y venideros, se generarían por temas culturales y religiosos.

Comprendiendo a Huntington, debemos adentrarnos en un nuevo contexto, donde las grandes ideologías dejan de ser el tema que pone en guardia el mundo, y en su lugar, son las diferencias culturales las creadoras de conflicto. Asimismo, mientras que durante el siglo XX, una best online casino cadena inusual de extremismos humanos nacían de planteamientos ideológicos (Nazismo), sus postrimerías y el recién estrenado siglo XXI ven surgir a una nueva familia de extremismos originados en la incapacidad de comprender al Otro. Las adhesiones religiosas pasan a ser de mayor importancia que las políticas. Si existe algún escéptico sobre este planteamiento, deberíamos recordarle cierto incidente de hace unos años, uno que involucró ciertas torres en cierto país. El paradigma civilizatorio serviría para comprender de igual manera la posterior invasión a Afganistán (piénsese en los motivos a los que apelaban los orgullosos soldados) y un largo etcétera en temas de contingencia.

Una vez entendida la importancia de la religión, habría que moverse al siguiente paso: entender por qué es que se manifiesta de tal manera. Cristián Parker realiza toda una obra explicando a las religiones populares como entidades con una lógica propia. “Estas religiones populares son manifestaciones colectivas que expresan a su manera, en forma particular y espontánea las necesidades, las angustias y los anhelos que no encuentran respuesta adecuada en la religión oficial o en las expresiones religiosas de las elites y clases dominantes” (Parker: 1996, pp61). Las religiones populares muestran grados de extremismo con facilidad porque son manifestaciones intrínsecas de la gente, les “nacen”; capacidad que se ha perdido o erosionado en un nuevo contexto de sociedad moderna y secularizada, y que el catolicismo no puede responder. Cuando las formas de representación social no representan a quienes deberían, esas manifestaciones buscan formas que puedan responder a sus necesidades. Y los nuevos predicadores están más que dispuestos a recoger este manto.

Josué Yrion es la prueba viva de que el caudillismo y el populismo siguen más que vivos en el contexto latinoamericano. Si antes eran principalmente figuras políticas, ahora han cambiado acorde a los tiempos. Los caudillos hacen de las suyas en temas de religión, cultura, e incluso en economía (mejor ejemplo posible: el Dr. Simi). Viendo como, en lugar de desaparecer, eligen vestir nuevos hábitos, habría que creer que no son síntomas de una etapa histórica determinada; serían, en el fondo, parte indisoluble de nuestro Ethos. Nos guste o no, la evidencia muestra que tenemos Josués (y seguidores de Josués) para rato.

Profundizando en la cita de Parker, habría también que preguntarse si los seguidores del profeta Yrion buscan las respuestas a sus angustias, si lo que necesitan con urgencia es dar una razón de ser, por muy simplista que sea, a los productos de una generación (y un contexto global) que no llegan a comprender. Las religiones oficiales también parecen incapaces de dar sentido a las preguntas fundamentales que la ciencia y la tecnología no pueden (o más bien, parecen negarse a) responder, y donde las ideologías no han encontrado más que fracasos. Los predicadores recientes dan respuestas simples, y por ello es que no les es difícil administrar soluciones a los grandes problemas e interrogantes; mientras que, en otras formas de representación social, las personas sólo encuentran confusas respuestas a medias, que sólo entregan complejidad e incertidumbre.

                                                                                                                                                                                                                                            2007

Bibliografía:

– Huntington, Samuel. El choque de civilizaciones y la reconfiguración del orden mundial. Paidós; Barcelona, 1997.

-Laclau, Ernesto. La razón populista. Fondo de Cultura Económica Argentina; Buenos Aires, 2005.

-Parker, Cristían. Otra lógica en América Latina: Religión popular y modernización capitalista. Fondo de Cultura Económica Chile; Santiago, 1996.

-Página oficial de Josué Yrion: www.josueyrion.org

2 thoughts on “Hermanos abra tu entendimiento”

  1. …”debemos adentrarnos a un nuevo contexto, donde las grandes ideologías dejan de ser el tema que pone en guardia el mundo, y en su lugar, son las diferencias culturales las creadoras de conflicto. Asimismo, mientras que durante el siglo XX, una cadena inusual de extremismos humanos nacían de planteamientos ideológicos (Nazismo), sus postrimerías y el recién estrenado siglo XXI ven surgir a una nueva familia de extremismos originados en la incapacidad de comprender al Otro”

    Entonces, si las ideologías no son culturales son…?
    Leo Strauss, y yo de pasada, te diría que 1) Hay que establecer el significado y las consecuencias prácticas del mensaje religioso 2) haciendo eso, preguntarse por la forma en que se vinculan respuestas a la teodicea y formas de participar en el mundo las que mostrarían, sospecho, en que en realidad existe un profundo vínculo entre ambas. Hay que encontrar la direccionalidad de la relación.

    Por otro lado, la religiosidad popular la mayoría de la investigación de Parker, en especial el trabajo citado, se refiere a prácticas religiosas católicas (animismo, tirana, cuasimodo, otras formas de piedad popular en contextos urbanos). Si se asume que da lo mismo la fe que se abraza, entonces consideramos que hay otra variable que explica esto? la posición en la estructura? que pasa con los no conversos, no la primera generación, sino los hijos de los primeros conversos que siguen en el credo, se aplica la misma respuesta? que hay con quienes son parte de las elites económica y/o política y al mismo tiempo participan de este tipo de fe, como explicamos eso?

    1. Lo que me dijo Leo: sí, es muy cierto. No podrías sostener lo que se expuso.

      Por otro lado… : De hecho, la posición en la estructura parece contener un buen sustrato de la explicación. Los trabajos de Stillerman y Van Bavel, por ejemplo, exponen que se identifican valores asociados, y ahora la está llevando asociar al católico popular dilapidador-sacrificio y al protestante frugal con el mdelo de exito económico. Obviamente hablo de proyecciones. No cite a la Montecinos porque me tinca que no seria muy bien recibida, pero al menos da para producir hipotesis.

      Con lo que dije, considera que lo discursivo es muy importante para el estudio de las religiones acá, Y por supuesto, con teorías de estrátificacion clásicas te va a resultar un cacho diferenciar cual ocasion es desicion racional, cual parte es heredera y cual parte es adpiracional. Quizas no tenga respuesta, pero estoy seguro que no se puede llegar y exponer en terminos de causa-efecto como los más cientifistas (como la misma Montecino) insisten.

Deja un comentario