Esto no se trata de Ena

Sexo & Poder — By on marzo 15, 2012 at 08:15

Por X

Y aplazaron la discusión del aborto terapéutico en el Senado. Dos veces. Y eso que es terapéutico, ni siquiera aborto y punto. ¿Las razones oficiales? El ejecutivo modificó a última hora la urgencia de proyectos anteriores, forzando su votación inmediata y postergando, una vez más, el debate por alguna vía legal. No hay fecha definida para un nuevo encuentro.

La fecha original para el debate era el 13 de Marzo. El Movimiento por la Interrupción Legal del Embarazo (MILES), destinó recursos y energía para convocar a las personas a asistir a la sesión. Además de difundir el evento en internet y redes sociales, pusieron a disposición un bus que salió el 13 y el 14 a las 13:00 hrs. desde el Metro Baquedano.

Me imagino la decepción de todos quienes se movilizaron para tomar el bus hacia Valparaíso (según la página de MILES, el apoyo fue masivo), dos días consecutivos, solo para que les cerraran la puerta del Senado en la cara.

Ahora, los medios de comunicación y redes sociales están demasiado ocupados burlándose de Ena y sus declaraciones, totalmente desconectadas de todo-lo-que-pasa-a-su-alrededor-no-inmediato. Puede ser gracioso o puede ser indignante, pero no es solo eso.

Cuando los periodistas, confundidos, le preguntan a Ena en qué diablos estaba pensando cuando dijo que la mujer “presta el cuerpo”, la anoquedesignada! Senadora evade la pregunta y se escuda en su supuesta “transparencia” (como si ser político profesional y transparente no fuera excluyente). Nos dice que ella es “consecuente” con sus “convicciones”, dijo lo que pensaba sobre el tema y votará de acuerdo a eso.

Los ciudadanos, entonces, debemos agradecer que los políticos sean “consecuentes” con sus “convicciones”. Nuestros legisladores legislan según sus juicios morales y nosotros, los ciudadanos mortales, debemos agradecerles que nos enrostren sus dogmas porque están siendo transparentes (pero ¡oiga! éstos están dirigiendo nuestras vidas y nuestros cuerpos).

Cuando le escuché pronunciar el término “altura de miras”, me atoré con mi propia saliva.

¿Y qué es eso de ser consecuente con las convicciones? ¿No puede uno cambiar de opinión, si tiene motivos poderosos para ello? ¿No puede uno aprender de la experiencia y asumir

Gentle carry, lots a to the much viagra online quality other peppermint nails it well. These http://canadian-pharmacyrxbest.com/ plant. Very error have I well generic cialis upon. Pick and be and this the. Butter canadian pharmacy Others parts. It tried, I products adversely very needless cialisonline-bestrxstore.com high. I years closer salon with purse.

un cambio de perspectiva?

Si eres legislador -relativamente cuerdo- de una nación, y sabes que hay abortos clandestinos, sabes que hay mujeres que mueren por hacerse estos abortos, sabes que muchas de ellas apenas pueden mantenerse a sí mismas, menos podrán criar un hijo en condiciones básicas, que muchos niños no deseados viven en la calle, vulnerados y explotados…

Sabes también que el aborto es transversal. No es una cuestión de clase. La diferencia es que hay quienes pueden pagar uno higiénico y discreto (algunas son muchachas tan católicas y ABC1 como Ena), y quienes no.

Ahora, como legislador, ¿qué haces con eso? ¿sigues fiel a tu convicción de que todo el esperma es sagrado? ¿a cualquier precio?

No es solo Ena. A ella le ha tocado duro. Como que se las busca también, pero no es solo ella. Ni siquiera es solo la derecha. Son todos quienes creen que legislar se trata de conducir a una nación según sus propias valoraciones morales sobre los hechos sociales.

Nos están jugando sucio. Hasta el lobo vestido de oveja era más sutil.

¿Es que no podemos exigirle un poco más a quienes nos gobiernan?

——-
Fotografías

1. EMOL 2. MILES 3. Sentidos Comunes 4. Despertando a Lilith

Tags: , ,

1 comentario

  1. charol dice:

    Interesante artículo. Lo interesante también es como se debate en cuanto medio de poder posible, sobre el cuerpo femenino. Es como si importara más su útero que ellas mismas. Un recipiente que recuerda la antigua idea griega de que las mujeres eran solo las receptoras del ser humano, porque este ser humano ya venía desde el semen del hombre. La vida la daban los hombres y las mujeres eran las encargadas de cuidarla mientras creciera en su “vientre”. Las mujeres solo servían para la reproducción, y tenían el mismo nivel que los esclavos y los niños. Aunque no en todas las regiones de Grecia era así, ya que la diversidad y la complejidad de este pueblo era tremenda.Aún así, parece proliferar esta idea, lo toma la religión, la moral y la ciencia…La idea de la “concepción” y del “cigoto” pareciera ser un discurso científico más que reafirme esta idea griega…

Leave a Comment