Empowering y buena onda

Breves — By on agosto 16, 2010 at 11:39


Me encontraba una tarde fría colgado, leyendo Un esbozo de ideas críticas sobre la Web 2.0 de Hugo Pardo Kuklinski (Planeta Web 2.0, capítulo 4), recapitulando mis experiencias como cibernauta (que, pese a que no soy parte de las generaciones de cultura móvil, no son desmerecedoras).

En especial me llamó la atención el punto relacionado al amateurismo como bandera. Básicamente, describe cómo el carácter democrático y abierto para la mediación mediática en Internet tiene la consecuencia de doble filo de permitir el surgimiento  de productos de dudosa calidad. El ejemplo más cercano para el lector ordinario serían las estrellitas de Youtube. De los cientos de videos que he visto y que me mandan,  puedo contar con los dedos aquellos no tenían las cinco estrellas rojas colgando. Uno con cuatro y media denota ya bastantes fallas. Y si hablamos de cuatro estrellas, mejor pasar a otras cosas. Por algo es que lo cambiaron por los pulgares para arriba/pulgares para abajo.

Sí, puede que suene un poco bastante elitista, y puede que desprestigie el propósito de Internet. Pero he visto demasiado de cerca como actúa la Cultura Nice: círculos y círculos de (comillas irónicas) artistas (comillas irónicas) felicitándose unos a otros, saboreando las alabanzas. Internet, resulta, es un nicho potencial de sicofantes. El problema del amateurismo, fuera de elitismos, es que se termina en una posición cómoda, y la celebridad web no tiene razón para ir más allá. He visto don nadies llegar a la ciberfama por hacer absolutamente nada; cresta, he visto las mediocridades de un sin talento convertirse en su fuente de ingreso primario. Al parecer sobra mucha plata en los países desarrollados.

¿Cuales son los límites de la acción en línea hasta que se conviertan en un círculo hedonístico? ¿Cómo distinguir entre la acción digital que se ejecuta por la arrogancia del perpetrador? ¿Por que todavía no existe spam que me apele a aumentar mi e-pene?

Tags: , , , ,

1 comentario

  1. Me quedo con; “El problema del amateurismo, fuera de elitismos, es que se termina en una posición cómoda”.

    La comodidad conduce a la abulia. La abulia a engordar el abdomen.

    Conozco gente que se emociona muy rápido con videos gringos explicando el mundo con recetas de cocina para la superación personal. O gente que está llena de información (pasar horas frente al compu puede confabular contra la imagiación)y reproduce como enfermos. La velocidad de internet es un vicio. La inmediatez, según yo, crea la ilusión de un mundo a disposición. Y NO. No es así.

    Bueno….

Leave a Comment