El hombre detrás de Jorge Larraín.

Antiguos, Entrevistas — By on abril 14, 2010 at 09:20

“Tenemos muchos vicios que, por cierto, no son sólo de los sociólogos”

La actual entrevista se enmarca en nuestro esfuerzo por generar un espacio que acreciente el diálogo entre la academia y el alumnado. Con todo lo que esto implica. La oportunidad anterior (nuestro primer número) habló Garretón. Ahora, este barbudo caballero responde el cuestionario que preparó el staff de La Pala, y se aproxima a los principales temas tratados por la revista. Lo siguiente, es la transcripción directa (tal y como nos enseñan en la universidad, ja!) de la conversación sostenida con Jorge Larraín. Cualquier duda, o reclamo, hacerlo directamente con el entrevistado. Revista La Pala, no se hace responsable del aburrimiento del lector.

Por Guido Arenas, Francisco Klima

E: Entrevistador / J.L: Jorge Larraín

E: Buenas tardes, ehh, bueno, para empezar…digamos, sería bueno que nos respondiera, ehh, simplemente, o en extenso, como prefiera, mmm, un poco, más o menos quizás,  ¿Cual cree usted, digamos, como Jorge Larraín que es,  el camino que ha seguido la sociología en los últimos años?

JL: Dudo que sea un solo camino. Cuando uno tiene la oportunidad de mirar con muchos años de perspectiva hacia atrás, aparece más nítidamente qué es lo que ha pasado, qué orientación hay. Como cuando miramos a los años 50 por ejemplo, con el predominio sin contrapeso de la sociología Norteamericana de Parsons y toda esa época, las teorías de la modernización y la adaptación de Max Weber a la sociología Norteamericana. Después, Estados Unidos siguió una corriente mucho más empirista, de estudios survey, en la cual la teoría es más bien un resultado de los análisis empíricos, una guía para hacer investigación, la primacía la toma la investigación empírica. En Europa siempre ha sido distinto. Europa siempre ha sido un poquito más teórica en su acercamiento, por lo tanto si uno mira a Alain Touraine, Anthony Giddens, Jürgen Habermas, este sociólogo francés, (el entrevistado piensa un minuto)…en general es gente de orientación más teórica, aunque también tienen una orientación empírica, pero de manera menos cuantitativa, o usan técnicas antropológicas, o usan investigaciones empíricas pero de carácter secundaria. No creo que Giddens haya hecho investigaciones de carácter survey, pero se basa mucho en ellas. Creo que lo que caracteriza a la sociología en el último tiempo tiene que ver con un interés que empieza no hace tanto tiempo. En los 80, se dan los estudios sobre la modernidad, viene una ola de estudios sobre la modernidad. Ahora último, lo que suena más es lo que llaman el cosmopolitanismo, que habla del fin del Estado nación, y de cómo ahora la sociología está adquiriendo una visión universalista. El problema de esas tesis es que la sociología siempre tuvo una visión universalista, y a decir verdad, no estaba tan absolutamente entregada al Estado nación, y nunca lo estuvo, sin embargo Beck, Giddens y otros, pretenden como que estaba todo el pasado teñido de nacionalismos, que ahora ellos van a superar la cosas, pero en fin, es verdad…(Entrevistado esboza una sonrisa) Siempre hubo dudas sobre el estado nación. Las tenía Carlos Marx, las tenía Weber y las tenía Durkheim. En ese intervalo, no es tan sencillo decir que todo lo que se hizo en el pasado está confinado a una cierta perspectiva. Mucho de las nuevas teorías cosmopolitazas o críticas del nacionalismo, están basadas en un nuevo tipo de empirismo, es decir, un nuevo tipo de recolección de datos. Eso es, en perspectiva global, pienso que es lo que ha ido pasando.

Mmm, y ahora, como que, no sé, uno de pronto, tal vez quisiera comprender, como.., ¿Cuál cree usted que son, eeehh, no sé, por ahí, los intereses de las nuevas generaciones de sociólogos?

O la gran pregunta; ¿Hacia donde va la sociología chilena?

Cuando yo estudié sociología, los intereses tenían un carácter más global, más teórico, yo creo que hoy día, los que estudian sociología son más pragmáticos, y quieren instrumentos para trabajar y para vivir una vida normal, no piensan que van a salvar la sociedad, ni que van a transformar a Chile, ni que la vida en este planeta dependa de ellos (Entrevistado parece no impresionarse). Metas más normales de cualquier carrera. Yo creo que durante mucho tiempo la sociología tuvo una especie de aura, de que era una ciencia muy especial, muy revolucionaria, muy política. Yo creo que ahora tiene menos de eso, y el hecho que haya tenido esa aura a uno le permite explicarse por qué fue perseguida, por qué Pinochet estuvo en contra, por qué muchas universidades chilenas ni siquiera la tienen, y eso viene del gobierno militar, de la dictadura. Se consideraba una ciencia peligrosa. Yo creo que ahora se ha legitimado como una ciencia normal, y que sirve dentro de muchos aparatos estatales para hacer políticas públicas, porque maneja buenos instrumentos para hacer buenas investigaciones, y eso también le sirve a las empresas privadas. Por lo tanto, se ha a ampliado un poco el conjunto de trabajos que los sociólogos tienen, siendo una de las carreras que tiene una mejor proporción de número de graduados y gente trabajando, no es tan dramático como lo que le pasa a los psicólogos o a los periodistas.

En otro aspecto, ya más contingente, eeh, actualmente la sociología aparece puntualmente en los medios de comunicación como herramienta para comprender fenómenos específicos, pero su discurso, mmmm y foco parece ser relegado por la lectura de los hechos que hacen economistas y cientistas políticos. En este sentido ¿cuál es el rol de la sociología en relación a los medios de comunicación masiva? Claro, de existir alguno…

Bueno, mira, todas las ciencias desarrollan sus técnicas, sus maneras de hacer las cosas que son más o menos accesibles a la gente. No hay nada más público y de interés general que la economía, se habla todos los días en todos los diarios, hay periodistas especializados en la parte económica, y sin embargo, la econometría, las técnicas de modelaje matemático no son comprensibles por la gente común. Yo creo que en la medida en que los sociólogos están haciendo cosas que tienen que ver con reflexiones acerca de la manera en cómo vivimos y cómo podríamos vivir mejor, la relación con los medios va a ser creciente. Pero eso se da espontáneamente, yo no creo que no se haya dado. Fíjense ustedes en la posición de Giddens en Inglaterra. Tiene relaciones con el primer ministro, crea la famosa tercera vía, está en las noticias. Ahora, no es que la vaya muy bien, porque se ríen de él también, pero bueno, acá en Chile algunos sociólogos están siempre en las noticias. Manuel Antonio Garreton es alguien que participa en muchos foros de carácter político, que tiene una vocería internacional. En general, la prensa espontáneamente recurre a muchos sociólogos en el día de hoy aún para hacer reportajes intrascendentes. Yo he escrito sobre identidad por ejemplo, y me han llamado mucho de la prensa, de la televisión, de los diarios, o para que haga algo, o para preguntarme algo. Es una cosa que naturalmente en un país como Chile está pasando. Pareciera que se tienen pocas materias y necesitan tener más material para publicar. Entonces, hay un trasvasije, una continuidad bastante grande, que es más difusa en otros países del mundo, donde el impacto de los sociólogos en la esfera pública es mucho menor.

Mmmm, sí, tal vez, y en ese sentido…mmm, eeeh, uuhh ,¿Cuál es la importancia de la sociología en el Chile actual?, o sea, mmm ¿Qué tiene la sociología para ofrecer a nuestra sociedad?

Yo diría tres cosas. Una, la sociología capacita a ciertas personas que son los sociólogos para investigar, y hacerlo con una cierta confiabilidad metodológicas. Se supone que tienen que hacer eso, tener datos y datos buenos que forman la base para poder cambiar las cosas y hacerlas mejor, y esa es una de las gracias de la sociología. La segunda gracia es que eso mismo, pero más amplio, permite lo que Giddens llama la reflexividad, es decir, el pensar cómo estamos haciendo las cosas y ajustarnos a si las podemos hacer mejor, cambiar aquello que es posible cambiar. Cada vez más, las políticas públicas y las decisiones que se van tomando dependen de pequeñas investigaciones, claro que esto no es solo de la sociología, también pasa en la economía. Cada vez que el Banco Central va a subir o bajar 5 puntos a la tasa de interés, uno podría mostrar catálogos de estudios que están detrás, modelos, buques de cosas, que son el respaldo que tiene la decisión que se va a tomar. ¿Por qué es necesario hacer eso o no hacerlo? Creo que a la gente le preocupa, se requiere la participación de un sociólogo, y eso es parte de la misión de un sociólogo. Un tercer aspecto que me parece que siempre la sociología debe mantener, es un aspecto más teórico, más global, que es la crítica, es la conciencia crítica de la sociedad, estar pensando la sociedad desde un punto de vista más global, tener la capacidad de ir un poco mas allá de lo que existe. Creo que la sociología puede contribuir a eso. Yo diría que esas son las cosas.

Muy bien, y para finalizar, ejem, mmmm ¿En qué radica una sociología de calidad?, es decir, mmm, o sea,  ¿Cómo cree usted que se puede mejorar la calidad de la sociología que se hace en Chile?, si es que claro, usted, considera que hay que mejorarla…

Yo creo que los estándares metodológicos que tenemos en Chile, por lo menos en las principales universidades del país, son buenos. La calidad de la enseñanza matemático- estadístico- metodológica en sociología ha aumentado mucho. Yo no tuve mucha matemática pero ahora yo tengo cálculo (se refiere al ramo, no a la enfermedad renal) aquí en la carrera de sociología (se refiere a Alberto Hurtado), también está en la Universidad Católica, en fin, los sociólogos de hoy en día están más preparados metodológicamente. Y vayan o no a dedicarse a las investigaciones empíricas, yo creo que es bueno que lo estén y que tengan todas esas herramientas. Ahora, por ciertos vicios que nosotros traemos de arrastre desde la educación secundaria en adelante, nosotros no tenemos una tradición de lectura en nuestros estudiantes, una tradición de profundización de las cosas. Esa tendencia, en los alumnos sobre todo, a arrastrar los pies, a leer los resúmenes que hizo el compañero,  dejar todo para el último, copiar en las pruebas, robar del Internet. Tenemos muchos vicios, que por cierto no son sólo de los sociólogos, son de varias otras personas también, pero le sacamos poco partido a cinco años de estudio. Deberíamos tener verdaderos sabios saliendo de sociología ¿Por qué? Porque hay poco hábito de lectura, mucho hábito de calentamiento de las cosas a último minuto. En este sentido, mejorar la calidad de la sociología significa mejorar la calidad del aprendizaje, ampliar las lecturas, entrar en un panorama de la sociología mucho más total, haber leído mucho, no puras cosas de segunda mano, haberse leído los libros, eso es lo que vale. Aquí pueden salir alumnos perfectamente de una carrera de sociología habiendo leído apenas un par de capítulos de algún libro de algún autor. Entonces yo creo que podríamos ser mucho mejores. Lamentablemente los retrasos se producen por la falta de preparación para escribir, entender lo que se lee. Todos los alumnos llegan con déficit en eso ahora, entonces se gastan los cinco años en ponerse al día en competencias básicas, y poco en la disciplina misma, o menos de lo que podríamos tener dedicado a la disciplina misma. Se da poco énfasis en las lecturas y en los trabajos, hay una serie de problemas que afectan la calidad. Sin embargo metodológicamente yo creo que no estamos tan lejos de los buenos estándares, ciertamente tenemos estándares como muchos europeos sino mejores en eso. Porque nuestra orientación es mucho más americana. Hemos mezclado las dos cosas, nos gusta la teoría europea y la metodología norteamericana.

Pues, eehh, muchas gracias…

, Lapala 2007.

Aclaración: El título de la entrevista busca sugerir que Larraín es un hombre, y no un libro, como muchos creían. Además, no pretende establecer que efectivamente tras él (como podrían entender los mal pensados), haya un hombre, cuestión que nos comprometería a todos los integrantes de la revista.

1 comentario

  1. Nibaldo Gonzalez Méndez dice:

    Muchas gracias por aclararme quien es Jorge Larrain,que hace y como enfoca la sociología.Estoy leyendo Identida Chilena de Jorge Larrain y quería informarme más de él como persona.Estaba interesado en en conocer un poco más
    sobre la certeza de sus afirmaciones y las encuentro muy
    criteriosas respaldadas con un excelente conocimiento filosófico y un buen respaldo empírico.Le agradezco por
    sacarme de muchas dudas respecto a nuestra identidad

Leave a Comment