3 thoughts on “Die Festung Europa”

  1. Soy emigrante y el artículo aclara cosas que un no emigrante es muy difícil que conozca.

    Gracias Dante por tu excelente artículo.

  2. Carlos, Carlos
    siempre enviandome flores. que buena onda , te lo agradezco mucho.
    Quisiera aprovechar que estoy en linea para decir que cuando el muro de Berlin cayó muchos seres humanos, sobre todo la prensa europa, hicieron tanto ruido y tanta manifestacion frente a lo, que ellos llamaban “el muro de la verguenza”, que era como si Europa se despertara de su letargo y volcara todo su entusiamo espontaneo “democratico” y anticomunista (evidentemente) en las calles.
    No se si estoy muy ciego, pero no veo a los europeos manifestando por la “valla de la muerte”. Seguramente deben pensar que los negros no llegan todavia a tener el estatuto de seres humanos para prestarle las mismas intenciones y consideraciones que le prestamos a los blancos europeos.
    tampoco veo a esos democratas manifestando por el muro/ apartheid entre israel y los territorios palestinos. “Muro de la verguenza” que separa los buenos de los malos. “Los elegidos de Dios y los Parias”.
    Es increible esto de los muros, porque en Temuco hay otro muro que separa los ricos de los pobres y ningun chileno démocratico”tampoco dice nada.
    Debe ser quizas que queremos estar encerrados y protegidos y los muros forman parte de nuestra vida cotidiana. ¿Quizas no los vemos?
    Chao Carloncho.
    Mes bonjours aux québequois “tabarnac”

  3. Leo el artículo y me llegan estas imágenes: periferia/centro; incluido/excluido;deseado/ indeseado. El mundo de las dicotomías, el eterno deambular de los que no tienen en busca del lugar donde encontrar el pan, la miel y la mesa. Mi país que recibió oleadas de inmigrantes de la que yo soy descendiente (en parte porque los uruguayos somos trihíbridos) no fuimos ajenos tampoco a ese desprecio del que llegaba de la periferia, excluido, indeseado.Fuimos maestros de la crueldad con los esclavos africanos. Aprendimos la crueldad.
    Europa ¿retoma principios que siguen latentes, de los ismos del siglo XIX, de los limes romanos, del mundo cerrado de la época medieval?. Mi pregunta es ¿ésto es coyuntural o estructural? Ese odio aprendido hacia el desvalido, centro de todas las desgracias creadas por los que “apalean” al “hermano” (para algunos).Ese odio se derrama como lava de un volcán sobre gitanos, musulmanes, sucadas. Y ahora en este hemisferio se comienza a decir “nordacas” a los que llegan del hemisferio norte. ¿Entonces? ¿Es solo patrimonio del Norte? ¿ Del color? ¿De la religión? ¿Del ser humano?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.