2 Comments

  1. charol
    09/09/2010 @ 12:44

    Bullyng, Buying, Bulling o Bullying…Conceptos gringos que intentamos atrapar cuando nos quedamos sin lenguaje para describir la violencia real y las formas de maltrato en que los seres humanos nos relacionamos.
    La institución escolar funciona desde la disciplina, como cualquier institución que describe Foucault. Los saberes se van conjugando para explicar los fenómenos que la institución no logra controlar.
    Hablan los pedagogos, los psicólogos y los sociologos para dale solución a este “problema”… Pero me pregunto si antes no era asi?.
    “la juventud está cambiada”, “ya no son los mismos de antes”, “son mas violentos”, “aa, es que son los monitos que dan en la tele”
    Con estos conceptos, con estos profesionales y con las escuelas como se formulan actualmente, la responsabilidad de la violencia escolar pasa a los niños y niñas. A los jovenes que cometen estos actos y los que los reciben.
    La niñez está de moda… la responsabilidad nadie la tiene, donde está el origen del problema: “la familia”, “la medicina que no inventa la pastilla para awueonar a los pendejos”, “el barrio”, “la droga”.
    Herr, estoy de acuerdo que Los colegios nos asumen responsabilidad de nada, y es que la educación chilena no hace responsabilidad de nada.
    Y peor aún, alguien tiene que ser culpable y caer en la guillotina.. que mejor que los pensejos da lo mismo lo que piensen.

    Reply

    • Herr Direktor
      11/09/2010 @ 14:43

      Gullotinas así hay para rato.
      Hace unos días tenía una discusión con alguien que asumía que los cambios debían provenir de las posiciones personales. Pero eso a mí no me hace mucho sentido si se pierde la responsabilidad colectiva. La de uno mismo con todo lo demás.
      Hoy se habla de cerco comunicacional. De criminalización de movimientos, y eso me parece bien porque la abulia va rompiéndose de a poco. Al parecer Chile necesita de la angustia, de que le saquen la chucha para reaccionar. Ojalá no tengamo ue seguir esperando que los niños se maten entre sí, para que despierte la necesidad de dialogar y escucharnos.
      Con un gobierno como éste es más difícl. Con un ministeio como el que pretende Lavín. Mucho peor.
      Pero yo soy optimista, no sé por qué. Pero lo soy.

      Gracias por el comentarios compañero.

      Herr.

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.