Aysén: movimiento social, barricadas y declaraciones criminalizantes

Aysén — By on marzo 19, 2012 at 05:48

Por Marco Silva Cornejo*

Cuando se cumplen dos años de existencia del gobierno del empresario Sebastián Piñera, el país en su conjunto se ve dinamizado por un proceso de movilización social que pareciera contagiar a diversos actores y organizaciones.  La creciente sensación de saturación producto de los contextos de desigualdad y concentración de la riqueza, parecieran haber sido rebalsados con la llegada de la derecha política, económica y militar al poder. Todo ello favorecido por el escenario de movilización de la sociedad civil en su conjunto y la incapacidad real del capitalismo financiero de resolver sus propias crisis estructurales, tanto en el territorio nacional, como en el escenario global.

Aysén emerge en este concierto como un fenómeno atractivo y que despierta desvelo. Es una comunidad unida y organizada bajo un conjunto de demandas sociales asociadas a exigir del Estado mayores respuestas, regulación y compromisos con su desarrollo. Aysén es la respuesta organizada de una de nuestras periferias geográficas, pero que instala demandas que hacen eco en las periferias sociales. Por eso es tan relevante el fenómeno, pues demuestra al resto del país  y actores sociales, que la organización popular y social permiten avanzar de manera efectiva en la cristalización de las demandas asociadas a garantías, derechos y mayor justicia social.  Aysén representa esa periferia geográfica que corre peligrosamente el riesgo para el gobierno de hacer eco y replicarse en toda la periferia social de un Chile excluido, postergado e indignado de los abusos y  pillaje por parte de políticos, empresarios y tecnócratas JUPI del circuito financiero y el retail.

Las melodías sociales que inauguraron los estudiantes universitarios el 2011, sumados a las protestas por Hidroaysén, hoy trascienden las áreas temáticas específicas y se multiplican en el territorio, organizando la respuesta de la comunidad en su conjunto para levantar y defender sus demandas. Frente a este proceso de mayor dinamismo democrático que se observa en la sociedad civil chilena,  la derecha y el gobierno responden con oído sordo con sabor a respuesta vieja y trasnochada. El ministro del interior, acusa a los movilizados de Chile de impulsar sus legítimas demandas bajo las banderas de ideales “que no dieron resultado en el mundo entero”. El viejo fantasma de la amenaza comunista; la respuesta del Ministro del Interior en conferencia de prensa en el marco del segundo aniversario de su agujereado gobierno suena tan barata, tan poco reflexiva, tan fuera de sintonía con la herida que murmura el movimiento social respecto de la clase política y en particular del actual gobierno, que nos permite proyectar el sentido y profundización de la ofensiva social para este 2012.

Hinzpeter emerge con una cacofonía hueca, culpando a los sospechosos de siempre, demostrando una incapacidad de escucha preocupante, realizando una atribución que vulnera su instinto político, demostrando una nula habilidad  para observar reflexivamente lo que le pasa a Chile, por tanto explicitando con este tipo de declaraciones la disposición real del gobierno con las demandas sociales y el valor que le asigna este sector político a la organización social y política de  nuestras comunidades.

Esperemos que la sonoridad y el descontento que nos murmura el territorio desde la periferia geográfica, logre encantar a todos y todas aquellos actores que, desde las periferias sociales, han reconocido en la comunidad de Aysén el valor de la organización social y política, el valor de la unidad a toda prueba y de esta manera logremos avanzar de manera decidida en la profundización de nuestra democracia y en la  transformación del modelo que implantaron hace décadas los que hoy gobiernan, y  que con la sordera característica, no dudan en criminalizar a las víctimas.

———–

*Mg en Ciencias Sociales Aplicadas  UFRO

Fotografías

1. Comité de defensa del cobre
2. BioBioChile
3. Meganoticias
4. El Ciudadano 

Tags: ,

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment