Arauco tiene una pena.

Breves, Seguridad y Vigilancia — By on noviembre 5, 2016 at 11:32

“Es cierto que hoy tengo un dolor gigante, pero ese dolor tiene que transformarse en fortaleza para seguir luchando, y esa pena tiene que transformarse en organización. ¡Tenemos que despertar! si no estamos destinados a la extinción, porque eso es lo que quieren: eliminarnos”.

Rubén Collío

La resistencia del pueblo mapuche no es novedad: “son injusticias de siglo que todos ven aplicar” dice Violeta Parra en una canción compuesta los años 60 que sigue tan vigente como siempre. Resistencia ante el constante intento de colonización perversa en que hasta hoy en día batallan. La lucha es de hace un siglo; las empresas nacionales y trasnacionales instaladas en territorio mapuche, junto al Gobierno/Estado que les abre libre paso, signa su resistencia como “terrorismo”.

¿Qué es ese algo “que defendían con tanto ahínco”? pregunta Gastón Soublette cuando reflexiona acerca de la resistencia española: “Defendían el paraíso donde habitaba un tipo de hombre”. Un tipo de hombre que valoraba la existencia de la vida por sobre la cosa, con un alto sentido a la libertad y dignidad humana.

Libertad y dignidad de la que precisamente fue privado Felipe Durán a quien luego de que el gobierno mantuviera lo mantuviera preso por casi un año acusándole de terrorismo y porte ilegal de armas, en circunstancia que lo único que tenía era el lente de su cámara que registraba y exponía la represión en el Wallmapu. Felipe finalmente fue absuelto en dos instancias por el Poder Judicial.

Hoy, presenciamos que una mujer Mapuche se ve forzada a dar a luz engrillada y ante la presencia de puros hombres. Así, sin más, violentar y profanar dicho instante, sobretodo ante una cosmovisión y práctica que posee una radical diferenciación; según su cosmovisión, el proceso de gestación y parto posee connotaciones lógicas y sobrenaturales, cuya simpleza y belleza no tienen comparación. Es un momento donde la fragilidad del cuerpo se encuentra abierta a la naturaleza, y ha de ser acompañada por los espíritus y por otras mujeres experimentadas de su entorno, las que luego incluso tienen la misión de leer en la placenta (que porta el espíritu de la madre y del hijo/a) el destino de esta nueva vida para luego enterrarla bajo un árbol para que éste le brinde protección y fortaleza perpétua. Nos seguimos preguntando: ¿qué hace que los seres humanos (esos hombres allí por ejemplo) hagan de la abnegación una justificación y endosen sus actos a la orden de un otro? ¿Qué hace que ante una orden se pueda actuar concibiendo al otro como un enemigo?

Hoy presenciamos que se puede también aplicar la lógica mercenaria y llegar a hacer pasar como suicido el asesinato de una mujer, y cuyo fin era acallar y dañar al que era su compañero. El motivo: “revolucionar” a la comunidad que se opone a la instalación de una nueva línea de alta tensión (a cargo de la empresa nacional SAESA) que pretende unir al sistema eléctrico proveniente de la Minicentral Tranguil a cargo de la trasnacional RP-Global.

Conmueve escuchar el relato de la propia historia, tan reciente. Herida abierta y al mismo tiempo, dirigida a sanarse mediante la transformación. Para ello es precisa la justicia que reivindique y propicie restablecer la dignidad.

Los acontecimientos, en síntesis, son los siguientes: Rubén Collío, ingeniero ambiental que habiendo sido criado por su abuelo en una ruca, y varios años en Santiago, decide volver a su tierra a instalarse en Tranguil, comuna de Panguipulli junto a su familia compuesta por Macarena Valdés y sus hijos y allí renacer.

Aportando con su saber técnico ayudó en la elaboración de un informe que daba cuenta de las irregularidades del proyecto SAESA/RP-Global, el informe fue rechazado y esto determina un corte de ruta por parte de la comunidad el 1º de agosto de este año. 20 días más tarde la dueña del terreno donde habita Rubén, es instada por dos hombres de la empresa SAESA  a echarlo, y amenazando que si no lo hacía corría peligro, pues existían personas que estaban dispuestas a dañarlo con el fin de silenciarlo.
Al día siguiente, Macarena es encontrada por su hijo de 11 años colgada en su casa, ante los ojos de su hermano pequeño de dos años que se encontraba bajo el cuidado de su madre. Se cataloga y documenta como suicidio por la “oficialidad”, lo cual es puesto en absoluta duda no sólo por Rubén, sino que por todos quienes la conocían: la asesinaron. Día sucesivo, comienza el recambio del “cablerío” y los postes en las afueras del terreno de Rubén.

Se cumplió la amenaza: a pesar de que el irreparable daño está ya concretado, Rubén logra observar su dolor como parte de uno más grande que le trasciende y por el que hay que resistir y encarar: “Estamos reclamando y exigiendo dignidad, porque cuando yo reclamo y exijo que se me respete, entonces soy digno. Y cuando soy digno entonces son dignos mis antepasados y también son dignos mis descendientes…por eso seguimos aquí, por eso seguiremos aquí”.

El resto, escúchelo por usted mismx siendo testigos, viendo la aplicación de la injusticia. Despertemos también.

(Link del video)

Fuentes:

VIDEO: Extraña muerte en territorio Mapuche donde empresa austriaca y chilena Saesa intentan imponer linea eléctrica

Las irregularidades en Proyecto Hidroeléctrico de RP Global en Tranguil y la conmoción tras la muerte de una lamngen

Panguipulli/Tranguil:“Nos indigna la falta de respeto y de criterio hacia nuestros derechos ancestrales como comunidades mapuche”

www.mapuche-nation.org/espanol/html/noticias/ntcs-586.html)

Creencias Mapuche sobre el embarazo, el parto y el puerperio

Tags: , , ,

0 Comments

You can be the first one to leave a comment.

Leave a Comment