2 Comments

  1. ricardo
    03/04/2012 @ 22:50

    Algo extemporáneo el artículo… daría más para un ejercicio comparativo: cuánto cambió Chile desde el 2010. Pero no es fácil.
    Con respecto al Capitalismo y su influencia social, yo no se lo achacaría todo a él, no porque me agrade, sino porque hay varias naciones capitalistas donde la anomia consumista-saqueadora no ocurre en catástrofes similares (ejemplo, Japón). Las condiciones económicas hallan sus agravantes o profundizadores en lo histórico de nuestras relaciones sociales latinoamericanas con la no-modernidad, esa cosa inventada por unos para describirnos como ‘tercer mundo’ o ‘en vías de desarrollo’. Es un discurso filosófico-político, traducido en políticas públicas y en formas específicas de cultura y relaciones sociales. De esta manera, El crecimiento económico y la materialidad del ‘desarrollo’ plantean metas mezquinas, las cuales una vez alcanzadas, te dejan en otro status. Lo que se podía ver en las antiguas fichas ‘CAS’, donde tener un refrigerador era sinónimo de ‘riqueza, poder y modernidad: un ya no-pobre’.
    “Modernidad compulsiva” le diría Bengoa. Entonces hoy ¿qué? las explosiones sociales si bien sanas desde la ruptura necesaria con el sistema, plantean tan sólo nuevas estéticas, donde ‘mis’ derechos son más importantes aún que el bien colectivo(sino, mira a don nector y su discurso ‘mi derecho a ser libre’ sin considerar una mirada más amplia sobre ‘la necesidad de Talcahuano’, por ejemplo). Uf…

    Reply

  2. jaime cepeda
    27/02/2016 @ 09:30

    yo creo que estas equivocado
    las catástrofes naturales en casi todos los casos genera una fuerte erosión del “contrato social” debido a muchas causales que no vienen al caso hoy.Te voy a invitar a ver una pelicula “el señor de las moscas” o un episodio de los simpson http://www.lossimpsonsonline.com.ar/capitulos-online/espanol-latino/temporada-9/capitulo-14

    Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.