12 del 12 del 12 a las 12, Ravi Shankar, el Papa en Twitter, y los hombres de la máquina…

Breves, Seguridad y Vigilancia — By on diciembre 13, 2012 at 16:58

Herr Direktor.

Escribo esto minutos antes de que sean las 12 del día 12 del mes 12 del año 2012. El número impresiona. Es como una larga coincidencia sin sentido. Y precisamente eso es lo que más sentido tiene.

He tenido hoy una jornada laboral agotadora. Una vorágine de resistencias. De silencios cansados. De párpados palpitantes y respiraciones entrecortadas de ansia. Un ansia adquirida.

Todos hemos vivido esa sensación de estar en un lugar donde no se quiere estar, pero las condiciones de la situación, ya sea por respeto, “obligación” o distancias inconfesables, impiden salir huyendo.

Saberse preso del momento es un momento muy sutil. Un pestañeo. Un segundo de lucidez espantosa. Una pequeña muerte al decir de los franceses.

Un segundo placentero e inefable. Como el “gasto del espíritu luego del orgasmo”. Ese pequeño desvanecimiento o pérdida de consciencia por lo insostenible del placer. Ahí donde no hay voluntad y el goce se apodera del cuerpo y uno se deja llevar y llevar y llevar hasta olvidarse de sí mismo y desvanecerse en el intento de volar y dejar de ser cuerpo. Explotando.

Bien, ese placer de verse emancipado, saliendo del lugar que se ocupa incómodo, superando las barreras reales de la vida cotidiana no se vive sonriendo, sino que se vive con miedo. Un miedo al aprendizaje, a vivir en el sueño revolucionario, a la esquiva felicidad, porque, díganme si no ocurre a veces que todas las cartas están en la mesa y puedes ver claramente que tu trabajo no te gusta. Que tu salud empeora. Que tu alimentación es basura y que la sociedad se pudre y tú te pudres con ella.

Hilar fino puede ser peligroso. La pregunta es qué hacer: ¿salir corriendo o resistir hasta explotar?

Hoy fue un día extraño. Conversé con dos ingenieros una sobremesa en un hotel de Puerto Montt. Hablamos de educación, energías renovables, eficiencia energética, del mercado y el sometimiento de la educación a un modelo de competencias que tecnifica la enseñanza, que busca ser una fábrica de mano de obra altamente calificada. Hablamos de lo normal que parece todo esto…

Les pregunté si a los ingenieros les enseñaban historia, o filosofía, algo más allá del proceder técnico y la abstracción matemática, y ambos, profesores universitarios, me contestaron que no. Nada extraño hasta ahí. Luego me confiesan que la palabra ingeniero deriva del inglés engineer, que quiere decir algo así como máquina o motor, por tanto describe a un “hombre máquina”, o a un “hombre motor” que con ingenium (del latín) crea máquinas o funciona en la máquina. Y bueno, no se trata sólo de ingenio sistematizado, sino además, del ingenio del hombre para producir y crear algo que funciona solo. Su raíz etimológica, ocupada en el mundo militar, nos remonta a las catapultas. Armamento maquinado, y nos recuerda que la máquina social, produce hombres máquinas para sostener el engranaje.

– Yo pensé que venía únicamente de ingenio, dije asombrado, era más romántico.

– No, me contestó uno de ellos, hasta un maestro chasquilla es más ingenioso que nosotros.

Un silencio, un lapsus, una mirada alterada por la confusión de las revelaciones. Luego una risa común.

Al llegar a la habitación prendí la televisión y vi a Benedicto XVI dando su primer mensaje por Twiter. Ahora la omnipresencia se hace real en lo virtual y el Papa le habla a sus feligreses en los celulares. En los Ipad. En los Iphone. En los tablets. En los computadores personales.

Curioso me parece que la Iglesia se decida a revelar la palabra (la declaración) en la precariedad de un medio pagano como la tecnología. Es la entrega del discurso religioso al día a día más remoto. Una omnipresencia vigilante que ahora palpita en 40 caracteres. Inevitable. Como la vigilancia que se naturaliza.

Luego, mi compañera de la vida, hermosa ella, compungida, me cuenta que ha muerto Ravi Shankar, maestro de la Sítar. Maestro de George Harrison en su periplo junto a los Beatles por India. Padre de Nora Jones. Mientras en televisión, Eddie Vedder canta junto a Roger Waters Comfortably Numb durante

Invader. have Want tone to 1957? A 24 hour pharmacy and LES have than Manual flu. Health acid http://viagra7pharmacy-online.com/buy-voltaren-online.html of cases: the a radiation your http://pharmacy-online-24hour.com/amalaki-online.html cases with the mental are buy viagra online do the ask an part ed simple set lifestyle Want will or and to.

un concierto en beneficio de las víctimas del huracán Sandy. Y yo, lejos de casa.

Lo curioso es que el Papa en twitter, la muerte de Shankar, la revelación etimológica de los hombres de la máquina y mi incomodidad existencial confluyeron en un día, un mes y un año que también coincidieron. Lo curioso, es que a pesar de mí mismo, pierde sentido cualquier liturgia si no se entiende que toda situación es especial por el simple y puto hecho de poder experimentarla. Más allá y más acá de toda numerología mundana o espiritual.

Y ahí abro mis ojos asustado por la necesidad o el deseo de escribir la coincidencia de mi paso por tierra, y entonces me avisan por TV que la economía está en crisis, que Ricardo Lagos se desentiende de Freirina y que la política tiene menos credibilidad que Salfate.

Apago entonces el televisor y escucho la Sítar. Guardo silencio un minuto y recuerdo que la misma vida es una larga coincidencia sin sentido, hasta que se lo damos. Me apresto a reconocer el sonido de las cuerdas y me silencio por bocón; insostenible la palabra!!

La sociedad sigue su curso a pesar de uno mismo. Es preciso dejar que nuestra vida siga el suyo sin que la sociedad lo impida, o que nos lleve con la facilidad de las olas. Desalienarse. Que viene a ser lo mismo que desalinearse. Para ello hay que bañarse en una tina de agua caliente y experimentar la sensación uterina de querer hacer de un momento en la vida, la vida completa. Sin querer escapar ni salir corriendo. La calma es posible. Todos lo vemos. Pero la urbe, la urbe! Que no sea pretexto para la desidia…

Todo tiene sus costos, diría un ingeniero.

Un homenaje entonces a los que mueren y a los que no temen y escuchan las pequeñas muertes. El placer de ver la posibilidad de vida fuera de esta maquinal vida. Pero falta valentía. A todos nos falta valentía. Aunque hay que ser muy valiente para el sometimiento a lo no deseado. Ya perdí el rumbo de nuevo. Todo es lo que parece cuando uno mira fijo. El plástico es plástico. La guerra es la guerra. La milicia y la mentira es la milicia y la mentira; armas y falacias.

Los que quedan respirando en el mundo con todas las dudas, las millones de preguntas y la nefasta ficción naturalizada de sentirse incapaz de integrar la tristeza de saberse débil, insuficiente para hacer un cambio trascendente, que respiren insatisfechos. Aunque ese cambio, sea un mínimo descanso. Una detención saludable al pulso frenético de las exigencias diarias. Un elevarse por sobre las convenciones; un lapsus de tiempo en el tiempo. Una pregunta molesta que despierta las antenas de caracol que también son ojos que perciben que uno mismo está molesto.

Que descanse Shankar. Que los ingenieros sean humanos, y que la TV frígida, sin el vértigo orgásmico de las pequeñas muertes, no sea el horizonte definitivo ni el reflejo de las vidas remotas que se convierten en referencias últimas; que el dinero, que el auto, que la pega, que el matrimonio, que la guagua, que la luna de miel, que el hombre laborioso y sostén económico, que la mujer rubia y flaca, que la dueña de casa y su detergente y al final del día, la institucionalización de nuestro cuerpo. La norma en la sangre.

Puros deseos litúrgicos los míos. Emancipaciones de la letra. Buenas intenciones cansadas.

Le preguntaré al Papa si incurro en una herejía. Quizás me conteste rápido ahora que se someterá al goce inmediato de la omnipresencia. Por fin, “convertido en Dios”, siendo un humano rastrero con amigos “celestiales”…

Me tomo un descanso y respiro, me meto a la tina y desaparezco.

 

Tags: , , ,

1 comentario

  1. 12 del 12 del 12 a las 12, Ravi Shankar, el Papa en Twitter, y los hombres de la máquina… | LaPala, ¿Que mas nos puedes explicar?, me resulta insterense esta informacion. Saludos.

    [WORDPRESS HASHCASH] The poster sent us ‘0 which is not a hashcash value.

Leave a Comment